martes, 16 de enero de 2018

Cuando los piratas son...

Escribo esta entrada mientras como una hamburguesa en un local donde suena música de los 80' con el mar aún en mi retina.
Hace tiempo que solo puedo observar el paisaje con un solo ojo, pero a cambio he aprendido a mirar. Quizás por eso me siento un poco pirata, en concreto como el de la canción de Serrat.
Cualquier día rompo promesas con mis hermanos de ayer y huyo rumbo a un puerto que aún no haya puesto precio a mi cabeza en busca de una piel que huela a jazmines.

2 comentarios:

Buscando mi equilibrio dijo...

Quizá el paisaje que tú tienes que observar con un solo ojo es mucho más puro, nítido y real que el que muchos intentamos apreciar con los dos ojos.

Rompe lo que necesites; siempre es mucho más placentero una piel escondida en un jardín de jazmín xD

MADOLOK dijo...

Hace tiempo que me preguntaba cuanto tardaría un pirata como tú en buscar otro puerto,y me extrañaba que la tierra firme que estabas pisando no te quemara los pies.A mí particularmente me alegraba,porque tener a un escritor al que admiras cerca, es todo un lujo, pero si tu felicidad esta en otros puertos, pues adelante.Pero si te vas, al menos promete tirar al mar de vez en cuando una botella con el mensaje de un nuevo libro, sabremos que sigues ahí a pesar de la distancia, de las batallas, y de las sirenas...